Inicio

Todo empezó haciendo 8 horas de cola para el concierto de Sabina en el Teatro Jovellanos de Gijón, para el famoso día del gatillazo. En todo este tiempo de cola hubo un momento en que entre Diego y Dani surgió una conversación sobre algo que se había comentado fines de semana atrás: "Yo tengo ganas de montar un bar" "Pues yo tengo ganas de tener un puto bar donde se escuche la música que me gusta". Y ahí se quedó la cosa.

Como Sabina tuvo que compensar el gatillazo y nosotros teníamos que ir a ver si estaba a la altura, nos volvimos a ver las caras en el palacio de los deportes y allí entre temazos... decidimos montar un bar.

Teníamos claras dos cosas: tenía que estar en Cimadevilla y tenía que ser un bar "como los de antes": bares donde lo importante es la música y el trato, bares de los que salen en las canciones.

Y buscamos un local y un nombre. El local fue caído del cielo y el nombre... el Matadero iba a llamarse "El Backstage", fraguado en la canción de Quique González donde rinde tributo a los muertos de la historia del rock... pero no nos convencía. Así que decidimos mantener la idea y el nombre surgió de una canción de Piratas: "Mi Matadero Clandestino" por qué no? alguien debería inventar que podemos hacer con las cosas que no sirven para nada y que no podemos tirar no? pues por qué no un bar.

Chelu puso la batería de Tony Jurado como logo, los amigos las manos que faltaban para la chapa y la pintura y Courtney el toque rock que sólo ellas pueden poner.

Y aquí estamos, pasando las noches entre "en el backstage" y "pintando en el cielo + semilla en la tierra"; porque creemos que un bar no es sólo un negocio en el que ganar dinero y porque hemos crecido con un sonido llamado Rock y que no estaba cantado en inglés.

Como decían los Platero: "Somos Matadero pa lo bueno y pa lo malo, esto es rock and roll y no somos americanos".

Imagen de secciónPepe Risi1955 - 1997

© Matadero Rock Bar c/ Vicaría 16 Cimadevilla (Gijón) info@mimataderoclandestino.com